Joanna Jedrzejczyk, impiadosa, destruye a Jessica Penne en Berlín

Llegaba la hora de poner a prueba a la nueva campeona, y ver si podía ser la primera peleadora en la historia del peso paja de UFC en retener su título. Hablamos de la polaca Joanna Jedrzejczyk, quien se enfrentaría a Jessica Penne luego de arrebatarle el cinturón a Carla Esparza, la campeona inaugural de la categoría en UFC.
Aquella noche del 14 de marzo, en UFC 185, Joanna le dio una paliza memorable a una peleadora que, al menos en esa oportunidad, se mostró como unidimensional y, al ser anulada en su lucha por la excelente defensa de derribo de la polaca, terminó quedándose sin armas ante el impresionante poder de Jedrzejczyk.
Pero ahora era otra la historia. Su rival, Jessica Penne, venía con buenos números: de sus 12 victorias, nueve se habían producido por finalización, dos por nocaut y siete por sumisión. Esta arma, las sumisiones, son uno de los campos en que Joanna no ha sido probada; y si bien, como dijimos, mostró una excelente defensa ante los tacles en sus peleas, la pregunta era qué ocurriría si Jessica conseguía llevarla al suelo.


joanna-jedrzejczyk-ufc


La pelea

Joanna buscó desde el inicio con la velocidad y potencia de sus puños, sin especular demasiado. Como respuesta, Jessica pudo cerrar la distancia para intentar el derribo, pero la campeona se defendió bien y, al liberarse, conectó algunos golpes en combinación. A esa altura, con apenas dos minutos en el primer round, estaba claro el juego de cada una: Joanna prefería la distancia, para hacer uso de su golpeo, y Jessica acortar la distancia, no dar espacio y buscar la lucha. Sin embargo, cada vez que Penne podía llevar el combate al piso, la buena defensa de su rival la hacía quedar en posiciones desfavorables. En uno de los cruces, la campeona conectó una seguidilla de puñetazos que tumbó a Jessica. Sin perder tiempo, la polaca se le abalanzó para aplicar un ground and pound demasiado precipitado, sin la efectividad necesaria para herir. Justo al final del round, Jessica consiguió un buen derribo de judo, pero era clara la ventaja de la europea.
En el segundo asalto, ya de entrada, se hizo muy clara la diferencia de golpeo entre las dos: mientras que cada golpe de Joanna amenazaba con un nocaut, los de Jessica parecían no tener otro propósito que detener los ataques de Joanna, sin lastimar en absoluto. De pronto la campeona comenzó a dar rienda suelta a sus patadas: las hubo frontales a la cara, al cuerpo, a las piernas, y combinaciones demoledoras que pusieron a Penne contra las mallas, al borde del nocaut. Al separarse, el rostro de la retadora estaba cubierto de sangre y la pelea parecía perder sentido con cada segundo. Porque cada vez que Joanna se lo proponía, descargaba furiosas combinaciones con enorme variedad de golpes llenos de potencia y velocidad. En otras dos oportunidades Jedrzejczyk arremetió con violencia: rodillazos, puñetazos, patadas, codazos. El segundo round terminó con Penne milagrosamente de pie.

jessica-penne-ufc
Así quedó la pobre Jessica Penne luego del huracán llamado Joanna.

Dando muestras de su enorme corazón, Penne salió a pelear en el tercer asalto. Pero ya carecía de potencia, pues ni siquiera sus intentos de derribo llevaban el mínimo peligro, y sus golpes no eran amenazantes. Joanna, en cambio, dosificaba el castigo a su antojo y parecía jugar como lo hace un gato con un ratón moribundo. Cuando se trenzaron en un clinch cerca de las mallas, Penne buscó el derribo, pero no pudo llevarlo a cabo. Del otro lado, golpes desde todos los ángulos, con todas las extremidades. Una Joanna sanguinaria, que por momentos no solo daba la sensación de querer ganar, sino de lastimar a su rival. Era cuestión de tiempo, y fue en ese tercer round que la pelea terminaría, aunque en verdad podría haber acabado en el segundo. El árbitro decidió poner fin al suplicio de la dura Jessica Penne, quien ya no tenía nada que hacer, apoyada contra la jaula, y recibiendo un castigo que ya se había tornado innecesario.
Con esta victoria espectacular, Joanna no solo mantiene su récord invicto de 10-0, sino que sigue siendo la dueña del cinturón de las 115 libras de UFC. Y, como dijo en la entrevista post-fight, da la impresión de que nadie podrá quitárselo en un buen tiempo.
¡Salud para esta máquina destructiva llamada Joanna Jedrzejczyk!

· Dennis Siver vs. Tatsuya Kawajiri - Peso pluma: Kawajiri por decisión unánime (29-28).

tatsuya-kawajiri-ufc
Kawajiri basó su victoria en los derribos.

Kawajiri comenzó más activo, probando con patadas y un buen movimiento. Luego buscó el derribo, pero Siver lo defendió muy bien. Hubo entonces interesantes intercambios. Siempre que podía, Tatsuya iba por el takedown, pero el alemán no sucumbió en ningún momento. Solo en los instantes finales del round fueron al suelo, pero ya no hubo tiempo para nada. En el segundo asalto, Kawajiri volvió a su juego del derribo, y por fin lo consiguió. Trabajó las posiciones y, cuando restaban medio minuto, logró la montada, de la que Siver se liberó rápidamente. En el round final, ante un derribo de Tatsuya, Siver intentó una guillotina que no prosperó, y volvieron a ponerse de pie. Cuando parecía que podíamos ver un buen pasaje de striking, de vuelta Kawajiri iba por el tacle. En el suelo, Siver amenazaba con la guillotina, pero ni uno ni otro lograban dañar al rival. La pelea terminó inclinándose a favor de Kawajiri, cuyo nuevo récord pasa a ser de 34-8-2.

· Peter Sobotta vs. Steve Kennedy - Peso wélter: Sobotta por sumisión (mataleón) en el primer round.

peter-sobotta-ufc
Sobotta no transpiró para someter a Kennedy.

Sobotta no salió a especular: lanzó de entrada patadas y puñetazos en combinación con los que tocó a Kennedy. Luego fue por el takedown, que consiguió. Peter tomó la espalda sin demasiadas dificultades y buscó el mataleón. Steve trató de defenderlo, pero de poco sirvió su oposición para que el alemán, cinturón negro de BJJ, cerrara la estrangulación y se llevara la pelea. Con esta victoria, su registro mejora a 15-4-1.

· Nick Hein vs. Lukasz Sajewski - Peso liviano: Hein por decisión unánime (30-27).

nick-hein-ufc
Hein ganó por decisión unánime, sin ninguna discusión.

Sajewski quisó imponer desde el comienzo su mayor alcance, aunque también fue adelante para buscar el tacle desde el clinch. En cuanto se separaron, Lukasz se paró en el centro del octágono y Hein se movió en torno de él, buscando el ángulo para acertar un golpe y mostrándose elusivo. Con el paso de los segundos se animó a lanzar combinaciones, y terminó el primer round con una mejor imagen que su rival. Sajewski comenzó el segundo asalto avanzando con agresividad, pero encontró buenos contraataques de Hein, más potente y preciso. El tercer round no planteó nada nuevo, porque Sajewski continuó con su voluntad de avanzar, pero le costó conectar, y Hein, administrando mejor su energía, supo cuál era el momento para lanzar sus golpes, que impactó en mayor proporción que su rival. Con esta victoria, el récord de Hein pasa a ser de 12-2-0, 1NC.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

2013 © Todo UFC | Noticias - Análisis - Opinión - Todos los derechos reservados