La historia de Yoel Romero, "el Soldado de Dios"

No hay día en el que Yoel Romero no piense en lo que ha dejado atrás en su afán de avanzar.
Corría el año 2007 cuando Yoel ––hoy, uno de los contendientes de la división medianos de UFC–– abandonó Cuba, su tierra natal, con el objetivo de participar en un campeonato de lucha en Alemania. Romero tenía parientes en aquel lejano país, lo cual ayudó en la decisión de ir tras su sueño; y era consciente de que sería muy complicado forjar una carrera en las artes marciales mixtas residiendo en la isla centroamericana, lo cual reafirmó su voluntad de marcharse.
No obstante, ello implicó dejar en Cuba a sus padres y a un hermano. En una entrevista con Fox Sports, Romero se refirió al tema y dijo que “es algo que nunca dejará de doler”.

romero-ufc

Su salida de Cuba no es como podríamos imaginarla en un primer momento: forzada y a bordo de una balsa precaria. No. Él viajó a Alemania con total normalidad y resolvió instalarse allí, donde conoció a una mujer con quien se casó y tuvo una hija.
Pero de nuevo surgió el tema de su carrera dentro de las MMA. Romero evaluó la posibilidad de mudarse, esta vez a los Estados Unidos, como indispensable para seguir progresando. En aquellos momentos, el nivel de competencia en Alemania y Polonia no era demasiado, y Romero, quien complementaba su experiencia en lucha ––es medallista olímpico–– con el boxeo, buscaba horizontes más lejanos y altos.
“Me encantaba Alemania, pero por desgracia tuve que irme, porque allá no había gimnasios de MMA donde pudiera entrenar y continuar aprendiendo”, declaró el cubano de 38 años.
Entonces, con su mujer e hija se instalaron en cercanías de Miami, lo cual es excelente para Yoel, por la gran comunidad de cubanos que reside allí; y en cuanto al entrenamiento, está en el American Top Team, en Coconut Creek.
Es obvio que su desembarco en un equipo tan conocido y competitivo fue fundamental para que Romero ––apodado “Soldado de Dios”–– se volviera uno de los grandes luchadores en la división de peso medio. Con un registro de nueve victorias y apenas una derrota, Romero se ubica en la sexta posición del ranking, y en su última actuación noqueó en una auténtica guerra a Tim Kennedy, el pasado 27 de septiembre en UFC 178. Este sábado, contra un histórico como Lyoto Machida, se jugará quizás una de sus últimas cartas para entrar en la carrera por el título.

romero-ufc
Yoel Romero, "el Soldado de Dios".

Dos objetivos son los que lo guían desde hace unos años: ser campeón en la compañía de MMA más grande del mundo y, claro, reunirse con los familiares a los que dejó atrás. “Planeo convertirme en ciudadano norteamericano y traer aquí a mi familia”, contó.
El espíritu de lucha y superación de Romero no se limita a la carrera dentro de las MMA, sino que también incluye, entre otras cosas, el aprendizaje del idioma inglés. Tras UFC 178, Romero se ha “animado” a dar entrevistas en inglés y, tal como lo hizo con el alemán, quiere aprender a hablar el idioma con fluidez, porque “eso también es respetar a la gente del país donde vivo”, piensa.
Si bien se propuso convertirse en un ciudadano estadounidense, Yoel Romero no pierde el orgullo por su Cuba natal y los numerosos recuerdos que conserva de aquellas tierras y, en primer lugar, de su familia. Pero hasta que pueda completar su sueño de llevarlos a Miami a vivir con él, es consciente de que la separación “continuará lastimándolo”.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

2013 © Todo UFC | Noticias - Análisis - Opinión - Todos los derechos reservados